contentar a quienes quedan fuera de la lista de invitados